El descubrimiento de Europa que nunca te contaron en el colegio

El descubrimiento de América... y de Europa. (Parte 2 de 2)

By Cronos V | Palabra de Cronos | 18 Oct 2021


(editado: 13 de febrero de 2.023)
(editado: 16 de octubre de 2.022)

Europa

Después de leer la primera parte de este escrito, el tercer concepto sería Europa, éste es el más fácil: El continente europeo es la masa de tierra que comienza en la península Ibérica para extenderse al oriente hasta llegar a los Montes Urales, que lo separan geográficamente de Asia, pero, más allá de la geografía, Europa es separada por el peso de su historia, cultura y tradición. En la práctica, esta separación no existe, y en los mapas podemos ver que África, Asia y Europa están unidas; se puede ir manejando de África a Asia y de Asia a Europa*. Estos caminos que podemos recorrer en este momento histórico nos llevan a una pregunta más interesante y menos explorada, ¿Quiénes fueron los primeros pobladores humanos de este continente? Porque el hombre no es originario de Europa, todos sabemos que África es la cuna del Homo Sapiens, así que en algún momento tuvo que llegar a este territorio. Pero eso es lo curioso, cuando llegaron los primeros homos sapiens a Europa desde África, luego de pasar por Asia ¡ya había humanos viviendo ahí! ¿Qué pasó?

Los sapiens no descubrimos Europa

Aquí las cosas se ponen un poco técnicas; tenemos que definir que es ser humano: taxonómicamente hablando (Taxonomía en general es la ciencia de la clasificación, pero en particular es la ciencia de la clasificación biológica) humano se refiere al género al que pertenecemos que es Homo. ¿Y entonces que es Homo Sapiens? Homo Sapiens es nuestra especie. Podemos subir un poco más arriba en la clasificación y decir que pertenecemos al orden de los Primates, a la familia de los Homínidos, a la clase de los Mamíferos, al reino Animal y al dominio Eucarionte**. Todo esto solo por conocimiento general, aunque también por la humildad, la identidad, la perspectiva, y la empatía que nos debería dar el pertenecer a cada uno de estos clubes. Todos somos del género humano, pero también pertenecemos al reino animal y al dominio eucarionte.

(¿Cómo serían las políticas de los países si nos identificáramos a nivel eucarionte? Ya sé, muy ambicioso de mi parte, ¿Qué tal a nivel de clase como Mamíferos? muy ambicioso todavía, pero definitivamente una meta en el camino. La verdad, hoy me conformaría con que pensáramos a nivel de especie sin importar la raza, la nacionalidad, el credo ni la ideología, pero tampoco el sexo, la orientación sexual, la ropa, o la cuenta bancaria, ya sea por exceso o por defecto, (porque para ambos lados hay discriminación), todos somos la misma especie; estamos del mismo lado, vivimos en el mismo planeta, las fronteras no existen son artificiales; la única tribu válida debería ser la especie humana. No me malinterpreten, no estoy abogando en contra de la existencia de países, sino en pensar en la especie completa cuando toman las decisiones quienes los lideran).

(Volviendo al tema) Del género homo (humanos) existían varias especies, al menos 9 han sido encontradas [Nine Species of Human Once Walked Earth]. La única que sobrevive es el Homo Sapiens, nosotros, quienes al parecer nos topamos y mezclamos con cada una de ellas en nuestra expansión territorial desde África al resto del mundo. Así, los únicos humanos con ADN Homo Sapiens puro y sin cruces son los habitantes nativos de África subsahariana (que no salieron de la sabana); de resto, todos tenemos mezcla con otras especies de homo, lo cual es una ironía histórica maravillosa (Adolf, ¡revuélcate en tu tumba!). Luego del cruce, estas especies fueron asimiladas y al parecer aniquiladas. Aunque no se sabe con certeza que pasó, hay evidencia de muertes violentas e incluso de masacres en esa época primitiva, se podría incluso hablar de genocidio en un tiempo que, en proporción (per cápita), fue más violento y fulminante que las guerras mundiales del siglo XX [Did Neanderthals go to war with our ancestors?].

Vamos a hacer un recuento parecido al que hicimos con América. Cuando nuestra especie, los sapiens, llegaron a Europa, Europa ya estaba habitada por la que es la segunda especie más conocida de humanos: el Homo Neanderthalensis; llamados simplemente neandertales, ellos no llegaron a Europa, ellos evolucionaron del Homo Heidelbergensis que ya vivía ahí; y éste, a su vez, evolucionó del Homo Erectus africano, al que llaman a veces Homo Ergaster [The first migrations out of Africa].

(Otra vez, más despacio por favor)

El Homo Erectus africano fue el primer grupo de humanos en salir de África; lo cual es muy difícil porque les toca pasar unos peladeros horribles con inhóspitos desiertos y condiciones muy adversas en términos de recursos alimenticios y agua. No lo habrían logrado sin tesón, inteligencia e ingenio. Ellos llegaron a Asia primero y luego a Europa (¡Estos son! Los Homo Erectus fueron quienes descubrieron Europa. Si, antes de ellos la población humana total de Europa era cero). Entonces evolucionaron en Homo Heidelbergensis, quienes se movían por los continentes buscando las mejores condiciones. Los Heidelbergensis evolucionaron en neandertales en Europa y en sapiens en África, diferentes condiciones entre África y Europa dieron resultados evolutivos diferentes.

Los sapiens fueron primero a conquistar Asia y luego conquistaron Europa, que estaba ocupada por neandertales. Esta última conquista se demoró miles de años, por lo que podemos deducir que ellos tenían capacidades similares a las de los sapiens. De los neandertales sabemos que tenían cultura, herramientas y vida social, que eran más fuertes, veían mejor, e incluso tenían más cerebro que los sapiens (en volumen y peso). Por lo que no es sorpresa que la primera expresión artística de la que tengamos registro en nuestro planeta no fue de nuestra especie, fueron neandertales hace 65.000 años [La obra de arte rupestre más antigua la hizo un neandertal] en una cueva de la península Ibérica donde plasmaron sus sueños en pinturas rupestres. Fue la especie que más trabajo nos costó “incorporar” a nuestro acervo genético. 

¿Entonces por qué cuando los mencionamos pensamos en unos trogloditas estúpidos de los que nos burlamos en infinidad de comerciales, películas y comics? Por la misma razón que decimos que hubo un descubrimiento de América en 1.492: para deshumanizar a nuestras víctimas y sentirnos mejor con nosotros mismos. ¿Qué sucedió? Nadie lo sabe con precisión. Posiblemente los neandertales al evolucionar con estaciones se hicieron más cooperativos y confiados (y sin miedo a los sapiens), mientras que los sapiens con el calor de la sabana y los depredadores fuimos más competitivos y agresivos. Europa, incluso desde esa época, siempre ha tenido muy buena propiedad raíz, era solo cuestión de tiempo para que los masacráramos, saqueáramos y conquistáramos en nombre de… cualquier cosa, siempre tenemos las mejores razones para hacerlo. Y para los que dicen que fue pacífico, podemos comparar con lo que hablamos antes, en América sobrevivieron muchas poblaciones y culturas hasta nuestra época; de las otras ocho especies humanas solo quedan huesos; es diferente, fue mucho peor. La historia de nuestra especie desde sus comienzos ha sido violenta.

Por la naturaleza de la arqueología no se tiene completa certeza de gran parte de la historia de esa época, los vestigios que se han encontrado solo pueden darnos una idea de lo que pasó y, a pesar que hay cosas que se saben a ciencia cierta, hay otras que interpretamos al mejor de nuestro entendimiento. El estudio de nuestros antepasados es parecido a tratar de contar una película de la que solo has visto unos cuantos fotogramas, cada nuevo hallazgo de huesos, reliquias o incluso deshechos es otro fotograma que nos acerca más a formar aunque sea un tráiler completo, a veces incluso con importantes spoilers.

La peor guerra de la historia que nunca nos cuentan

Teniendo las anteriores limitaciones en cuenta, existe una interpretación de cómo sucedió esto, en la que los sapiens habrían estado en una guerra de 100.000 años contra los neandertales. Sapiens tratando de salir de África, neandertales defendiendo Europa y parte de Asia (este enlace muestra la teoría y hasta los mapas de nuestra primera y más larga guerra). Los neandertales no eran ajenos a la violencia, se ha encontrado evidencia de asesinatos por armas contundentes en sus restos; seguramente el conocimiento de estas les resultó útil para repeler los avances de los sapiens. Por un largo tiempo la guerra no avanzaba, aunque luego de milenios de ataques de los sapiens llegó el momento, los neandertales no pudieron sostener su avanzada, perdieron la guerra y fueron aniquilados. Sapiens ganaron por alguna razón que no conocemos aún: mejores armas, alguna enfermedad, tácticas de guerra superiores son algunas de las hipótesis. Lo cierto es que, los sapiens tomaron su botín de guerra en forma de territorio y asimilación de los pocos sobrevivientes (Quien sabe en que condiciones, históricamente los que pierden la guerra no les va muy bien, ahora una guerra de mil siglos, las pasiones deberían estar por los cielos).

Existe un segundo twist histórico impactante y relevante para estos años de pandemia. Hay una venganza de los neandertales, karma llamarían los que creen, una bomba de tiempo que nos dejaron en sus genes: el mayor riesgo genético para un fuerte COVID-19 está en una secuencia de material genético heredada de ellos (se deben estar riendo en sus tumbas rituales) [Neanderthal DNA highlights complexity of COVID risk factors].

Aquí hay muchas preguntas, ¿es genocidio si no eran sapiens? ¿los consideraríamos humanos? ¿hubieran tenido los mismos derechos humanos si hubieran sobrevivido? ¿habrían sido esclavizados? Y la pregunta de este escrito: ¿Estamos dispuestos a aceptar que el homo erectus africano descubrió Europa? Pensaríamos que la respuesta es un sí fácil, pero entonces ¿por qué no hablamos del descubrimiento de Europa? ¿Porque no fuimos nosotros? Tal vez. Posiblemente con empezar a discutirlo empecemos a concientizarnos y a preguntarlo en nuestros colegios como el descubrimiento de América, porque si América fue descubierta, Europa también. También tener la claridad que, así como África es la cuna de los sapiens, Europa es la cuna de los neandertales, y que los neandertales fueron nuestras abuelas y abuelos*** (a menos que seas originario del África Subsahariana), tenemos antepasados neandertales, y debemos estar orgulloso de ellos, ellos fueron los primeros artistas, reflexionemos en eso, no fue un paso de evolución que dejamos atrás, fue un cruce de especies, dos familias, había tribus sapiens y neandertales y procrearon entre ellos a tal punto que casi todos en el mundo tenemos el ADN de ambos, 5% neandertal, 95% sapien.

¿Podemos dejar la violencia?

La historia de los sapiens ha sido una historia de violencia desde sus comienzos. Afortunadamente, ahora tenemos el entendimiento, la visión y el alcance para combatirla y avanzar como especie; todos unidos, dejando de crear etiquetas artificiales y egoístas que nos separan, para ser una sola población. Pero, para llegar a eso, necesitamos saber de dónde venimos y así poder crear la ruta, sin acomodar realidades, ni evitar verdades dolorosas y bochornosas. Sin olvidar que la violencia viene disminuyendo: empezamos con cien milenios de guerra, y las guerras eran la norma hasta el siglo XX; ahora vivimos en la época de mayor paz, riqueza y prosperidad de la historia humana (a pesar de que nos quieran vender otra idea, vivimos más y mejor que reyes del medioevo, o ¿Cuánto crees que era la expectativa de vida en esa época? ¿Cuántos hijos crees que sobrevivían?). Entonces, ¿podemos dejar la violencia? Estamos dando un rotundo si se puede, la tendencia lo demuestra, la historia es testimonio, y las estadísticas van para el lado correcto, al mismo tiempo todavía tenemos camino por recorrer.

No es fácil, de repente saltamos muy rápido de la base de la cadena alimenticia a la cima, en contraste los tiburones (que son súper depredadores, o como se conoce en inglés depredadores ápex) llevan más de 400 millones de años ahí, nosotros, unos pocos miles, todavía estamos llenos de los miedos, las inseguridades y el nerviosismo de las presas, pero con el poder destructivo de la era atómica. Necesitamos calmarnos, hemos mejorado mucho, lo que estamos haciendo está funcionando, pero todavía falta, no debemos creer las noticias falsas que nos llegan al celular, que solo buscan dividirnos y que apelan a esta parte del cerebro que piensa que somos el almuerzo de otro animal de la sabana africana con colmillos grandes y amarillos. Ser menos como las gacelas: ariscas, nerviosas y brinconas, dispuestas incluso a abandonar a sus más débiles y enfermos en el momento que llega el cazador; ser más como los leones****: serenos, relajados y tranquilos, incluso al momento de buscar alimento lo hacen con calma, concentración y gracia, para luego llevar la comida a su manada. Seamos leones cuya manada sea toda nuestra especie.

Contestando la pregunta de la primera parte de este escrito

Ahora sí, para finalizar, nos queda la pregunta: ¿Qué vamos a celebrar el 12 de octubre? (Porque nadie va a dejar que le quiten un festivo al calendario). Antes se celebraba el descubrimiento de América, lo cambiaron por el día de la raza, luego por el día del respeto a la diversidad cultural y en algunos lados, por otro peor, el día de la resistencia indígena. Todas estas “celebraciones” dividen, son tribales y unas son simple manipulación política. Pienso que como especie hemos hecho cosas horribles en toda nuestra historia, sabemos de lo que somos capaces, no lo podemos olvidar, pero para cambiar es hora de concentrarnos en lo que nos une, recordando los hechos horribles que sucedieron, pero siguiendo adelante con justicia, sin rencores y sin lastres; habiendo aprendido una lección muy cara en sufrimiento y muertes, una lección que no debemos repetir. Recordar que víctimas y victimarios eran de nuestra especie, tratar de distanciarnos de ambos es una invitación a cometer nuevamente los mismos errores.

Además, ¿Cuántas generaciones tienen que transcurrir para pasar la página? ¿Hasta cuando vamos a ser víctimas? Algunos demagogos latinoamericanos (y otros mundiales) en esta época favorecen la narrativa de hacerse la víctima 20 generaciones después: es un populismo fácil, pero que tiene dos consecuencias nefastas: la primera es perpetuar la división y el resentimiento contra personajes que dejaron de caminar la tierra hace cientos de años y proyectarla a sus herederos, así este mundo sea completamente diferente al de los primeros; y otra peor: generar estancamiento en las comunidades mas vulnerables, que les dan la excusa perfecta para esperar retribuciones y no tomar responsabilidad de sus vidas, porque si somos víctimas es normal que estemos mal, si somos victimas nos deben ayudar, y cuando exigimos esta ayuda, esperarla previene que hagamos otra cosa. (esto solo para quienes perpetúan su victimización luego de 500 años, porque si hay víctimas, pero no de esto).

La filosofía de quien se victimiza y de los victimarios cuando deshumaniza tienen el mismo fin: evitar responsabilidad, huir a cualquier introspección y eludir el actuar de acuerdo a la situación; la diferencia es que los primeros lo hacen por hechos enterrados, viven en el pasado y lo responsabilizan, y los segundos lo hacen por el presente, sin responsabilidad ni consecuencias, que es mas destructivo. Tenemos agencia en nuestra vida, tenemos agencia en nuestra historia, los victimarios quieren robar la agencia a sus victimas para imponer su voluntad, quienes se victimizan quieren robar la agencia a los que responsabilizan para cumplir su voluntad. La vida debe ser lo contrario, estamos aquí ahora presentes, nos responsabilizamos de la situación, nos adueñamos, avanzamos a donde queremos llegar y afrontamos las consecuencias.

12 de octubre de 1.492

¿Hay maneras de crear una narrativa más valiosa, constructiva y más útil? Seguro que sí. En 1.492 hubo un reencuentro entre varias partes de la misma familia, de varias ramas de la misma especie, de varios países, tribus e imperios que hasta ese momento estaban separados por océanos infinitos; una reunión familiar de parientes que no se veían hacía 15.000 años (y si las reuniones familiares de parientes que se ven cada año son difíciles...). Ese día se reencontró casi toda la especie; nuestra especie estaba partida, separada, y ese día se abrieron caminos para el reencuentro. Ese día, África, América, Asia y Europa se acercaron un poco. Solo faltaría Australia para tener todos los fragmentos (lo cual no pasaría antes de 1.770, después de 50.000 años de no vernos con ellos, y ¿Cómo fue la reunión familiar esa vez? Como era de esperarse: desastrosa, pero con un final feliz, Australia se convirtió en la décimo segunda economía mundial, uno de los países más prósperos).

Nuestra especie podría estar más unida, pero, a cierto nivel seguimos rotos, algunos quieren vernos más distantes que cuando nos separaban océanos, excusándose en países, religiones, historias, ideologías para deshumanizar a los otros, creando un ellos y un nosotros en eterno enfrentamiento, sus cuentos nos separan. Debemos buscar relatos que nos unan realmente, sin ignorar la realidad. Crear las rutas que se crearon en 1.492, en lugar de crear nuevos océanos infranqueables, lo cual debería ser fácil si pensamos como especie al plantearnos los mismos objetivos, sin tribus. Aprender a mirar atrás y no identificarnos en un lado, porque todos los lados somos humanos; en toda historia podemos ser ambos: ellos y nosotros. 

En los más de 315.000 años desde que el primer sapiens pisó La Tierra, los momentos de separación y de reunión deberían darnos sentido como humanos, pertenencia como habitantes de La Tierra y empatía como seres vivos. En mi vida, la narrativa que escucho respecto a 1.492 pasó de evasión de responsabilidad a odio y división. Creo que ninguna de las dos es correcta, como humanos, debemos tener la capacidad de mejorar el curso, algo que empezó tan terriblemente mal se ha convertido en algo bueno; sin olvidar, pero sin quedarnos atascados, creciendo y siendo mas fuertes, inteligentes y empáticos por lo vivido. La historia humana debe tender a la unión y no a la división, unidos siempre somos mas fuertes y mas prósperos. Celebrar que podemos mirar atrás, desapasionadamente, sin hablar de ellos contra nosotros, sino como miembros de la misma especie, identificarnos con todos los lados porque nadie está exento de equivocarse. Saber que la historia fue como fue y no es como algún grupo quiera (valor de la verdad); saber que se conoce la historia y no se van a repetir sus errores (valor de aprender); saber que los protagonistas (tanto los equivocados y como los acertados) eran humanos (valor de la empatía); pero también saber que el pasado ya pasó, y los responsables de nuestra historia somos nosotros mismos (valor de la responsabilidad).

La manera que vale la pena recordar el 12 de octubre es por el establecimiento de nuevas rutas que permitieron vivir ese día el primer gran reencuentro de nuestra especie, y lo que vale la pena celebrar son los lazos, conocimientos y colaboración con respeto, honestidad y responsabilidad que hemos creado y que seguiremos creando para lograr un futuro mejor para la humanidad y el planeta.

Todos en esta imagen son Homo Sapiens, todos son humanos, tanto los conquistadores como los conquistados, los vivos y los asesinados. Todos son de los mismos. La lección es mayor si nos identificamos con todos. (no encontré una pintura con este sentimiento de la conquista de América de uso libre, entonces uso esta de la caída de Constantinopla, pero aplica para todas)

Todos en esta pintura son Homo Sapiens: Los vivos y los asesinados, los conquistadores y los conquistados. Al identificarnos con ambos la lección es mayor, sin odio a un grupo en particular, pero entendimiento del momento histórico para no repetirlo. (No encontré una pintura de la conquista de América de uso libre que ilustrara este sentimiento, así que uso esta que es de la caída de Constantinopla, pero igual aplica)

Algunas notas fuera del tema, pero muy interesantes

* Si Europa es separado de Asia por una cadena montañosa, debería recibir el nombre de Subcontinente Europeo, al ser parte del continente de Eurasia y tomando como referencia el Sur de Asia, que desde hace mucho tiempo ha recibido el nombre de Subcontinente Indio, debido a que culturalmente es muy diferente de sus vecinos y es separado geográficamente por los infranqueables Himalayas. Son las mismas razones para nombrar a Europa como continente, entonces ¿Por qué Indostán (como también se llamaba anteriormente) no recibe el tratamiento de continente? No voy a contestar, simplemente decir que el término subcontinente ha caído en desuso y ha sido reemplazado por Asia del Sur, pero tanto Europa como Asia del Sur tienen las mismas condiciones para ser llamados continentes o subcontinentes.

También hay que mencionar que no todos en el mundo consideran el mismo número de continentes (ni siquiera en eso estamos de acuerdo), los 5 anillos de los olímpicos no tienen en cuenta la Antártida y toman a América como un solo continente (a los hispanohablantes les gusta esta denominación), otros tienen un modelo de 7 continentes (favorecido por los angloparlantes) que separa a las Américas en 2 e incluye la Antártida; también hay otro modelo de solo 4 continentes que considera Afro-Eurasia como un solo continente, igual que América, este es el más preciso geográficamente hablando ya estas son 4 grandes masas de tierra "flotando" en un solo continuo océano (que para efectos cartográficos lo dividimos y nombramos). Pero el que a mí personalmente me gusta que creo nadie usa serían 5 continentes: Afro-Eurasia, Australia, Antártida, América del Norte y América del Sur, divido a América por la simple razón que para viajar de una a la otra se necesita un barco en la frontera entre Colombia y Panamá, específicamente en el Tapón del Darién, no se puede manejar de América del Sur a América del Norte, y nuestra especie anda en carro en este momento, así que son 2 continentes.

** El dominio Eucarionte corresponde a organismos que tienen una o más células con núcleo, en contraste al dominio procarionte que son organismos unicelulares libres de núcleo. Aunque las discusiones de estas divisiones exceden el alcance de este escrito para los curiosos: Dominio (biología) - Wikipedia, la enciclopedia libre)

*** Incluyo ambos géneros para precisar el cruce biológico (hago la aclaración porque la RAE ampara y no constituye un desdoblamiento indiscriminado [desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico]).

**** Hasta el 2.013 se creía que las leonas eran las únicas que cazaban en las manadas, pero los leones también lo hacen [Ten Things We’ve Learned About Lions Since Disney’s Original ‘The Lion King’ ]. Curiosamente lo hacen de diferente forma, las hembras cazan juntas, los leones lo hacen en solitario. También existe otro tipo de manada que se llama coalición, y esta es de solo leones macho, de 3 a 7 de ellos, una coalición de leones sale de su manada cuando los desplazan nuevos machos, son familiares como hermanos o primos jóvenes. Las coaliciones salen a cazar y buscar hembras, si son exitosas cuando sean más fuertes y expertos lograrán desplazar a los leones macho de la manada y tomar su lugar refrescando el acervo genético de la misma [Male Lion Coalitions], pero sin perder el linaje, ya que las hembras continúan juntas en hermandad.

Ñapa y para terminar: (o como diría uno de mis YouTubers favoritos #datazo) en inglés los grupos de animales reciben diferentes nombres, por ejemplo un grupo de búhos se llama wisdom o parliament, en español sería una sabiduría o un parlamento de búhos, la única que en realidad es una manada son los lobos, en inglés pack (como el wolf pack de la película hang-over); sabiendo esto, el grupo de leones se llama pride, un orgullo de leones, que me parece un nombre genial. [The 50 oddest names for groups of animals]

How do you rate this article?

0


Cronos V
Cronos V

Crypto Aficionado


Palabra de Cronos
Palabra de Cronos

Mis opiniones de como veo el mundo con el prisma de la educación que he tenido y de los aprendizajes de la experiencia que me han brindado mis aciertos y sobretodo mis errores. ¿Que temas? cualquiera, de la vida, de administración y de mi opinión, o una combinación. Mi objetivo es generar contenido que sea entretenido y educativo, pero sobre todo algo para pensar.

Send a $0.01 microtip in crypto to the author, and earn yourself as you read!

20% to author / 80% to me.
We pay the tips from our rewards pool.