Cabras como mascota
Cabra de mascota

Cabras como mascota

By ElCampichuelo | El Campichuelo | 18 Sep 2021


Tener cabras como mascota es una buena idea, siempre que tengas espacio suficiente y conocimientos básicos del mundo caprino. Te explicamos un poco las bases generales para iniciarte y lo que hemos aprendido de nuestra experiencia con ellas.

 

¿Por qué cabras?

Las cabras son más pequeñas y manejables que las vacas, dan más leche y crías que las ovejas y son más rústicas, ya que su dieta es más variada y se adaptan a más entornos, sobretodo secos, porque odian la lluvia.

Son muy curiosas, amigables y movidas, dan más trabajo diversión.

Depende un poco de tu situación. Las ovejas comen con la cabeza gacha, alimentándose sobre todo de pasto. En cambio a las cabras les gusta más comer de todo un poco: matorral, ramas verdes, corteza tierna, rosales, frutales, tejidos naturales, los deberes de tus hijos, bolsas de plástico, los cables de casa, tu pelo… Obviamente también comen pasto, pero tienden a alzar la cabeza al comer y a probar todo lo que pase por su morro.

Son animales de rebaño y necesitan compañeras.   

<< Nunca dejar una cabra sola >>

Es muy importante tener al menos dos cabras y es mejor tener 3, para no tener que correr a buscar otra si repentinamente muere una. Si no tienen rebaño con quien pasar el rato, van a querer pegarse a tu sombra y para lograrlo van a desarrollar todo su potencial escapista. Son realmente buenas en ello por lo que ¡Puede ser muy desquiciante!

Una cabra puede vivir 12 o 13 años, o más.

Pueden adaptarse a la compañía de otras especies, como perros u otros rumiantes, pero la comunicación no es la misma y siempre serán más felices en su rebaño. No vas a tener que poner mucha más atención, tiempo y dinero teniendo un pequeño rebaño que en un solo animal aislado.

Y ten cuidado con los perros, aunque sean los más dulces del universo, sobretodo en época de partos. Con cabritos neonatos o débiles, es fácil que se sobrepasen sin querer.

 

Su espacio

Las cabras necesitan un amplio espacio por el que poder moverse y en el que encuentren pasto, matorrales y árboles. Pasan gran parte del día pastado (comiendo y andando) y rumian unas 8 horas al día.

Dependiendo del espacio y alimento fresco del que dispongas, tendrás que sacarlas a pasear para que hagan ejercicio y para completar su dieta y/o aportarles grano y forraje de alta calidad, como la alfalfa, diariamente.

Necesitan estar protegidas del sol, la lluvia, la nieve y de los vientos fuertes.

Es suficiente disponer de entre 1 y 2 metros cuadrados por animal, dependiendo de su estado. Al ser jerárquicas, un espacio insuficiente puede provocar peleas entre ellas.

En climas suaves pueden vivir en un refugio techado y de 3 paredes, siempre que esté bien orientado y no haya depredadores en la zona. Debe ser muy seco, tener luz natural y estar bien ventilado, porque las cabras producen mucho amonio y parece que les guste tener la cama calentita.

La limpieza es imprescindible, ya que las moscas y otros insectos debilitan la salud de las cabras, no soportan un suelo embarrado y el olor fuerte a amoniaco puede irritar su sistema respiratorio.

Dentro del corral deben tener siempre agua limpia y fresca, un espacio para mantener el forraje limpio y listo para comer además de un comedero donde darles sus chucherías, que son algunos de los restos de la cocina, algunos restos de poda y su puñado de grano diario.

Recomendamos instalar un pastor eléctrico y evitar vallados flojos.

El nuestro tiene tres hileras a una distancia de un unos 25 cm. entre ellas y a una altura de 85 o 90 cm. Al principio puede ser difícil que se acostumbren a mantenerse dentro del pastor, pero si la cabra está a gusto en su casa, evitará la corriente y dejará de saltarlo.

El vallado es muy importante para mantener las cabras en su sitio. Les encanta rascarse con cualquier superficie vertical, por lo que si les pones algo flojo, como malla gallinera, se rascarán contra ella hasta deformarla, romperla y, en cuanto pasen, ten por seguro que su objetivo será el huerto, la cocina, tus preciosos rosales o el sofá en el que estés sentado.

Pero lo que mejor nos va a nosotros para tener las cabras en su sitio y que no se coman todo el jardín son las perretas, que están entrenadas a no entrar en el espacio de las cabras y a perseguirlas cuando salen ellas. Pero repito, los perros, por muy domésticos que sean, siguen siendo depredadores.

 

Equipamiento

Junto a las cabras, vas a tener que construir o comprar algunas cosas. Lo principal es el espacio donde van a tener el forraje. Las cabras son unas grandes desperdiciadoras de forraje y depende de donde vivas es caro y costoso de encontrar. Evita usar sacos de malla como forrajeras, son un poco peligrosas para las cabras ya que es fácil que se enganchen un cuerno o una pata.

Diseña una buena forrajera o verás tu dinero desparramado por el suelo y evita que se metan dentro de ella o la van a llenar de excrementos.

Las cabras necesitan suplementos minerales, a menudo vendidos en forma de bloques, que vas a tener que poner en algún sitio. Es mejor darles los minerales en polvo, para lo que necesitarás cuencos que se mantengan limpios y que aguanten el peso de las cabras locas. Parece que los requerimientos minerales de cabras y ovejas son diferentes, pero puede ser difícil encontrar minerales diferenciados por especie. Hay algunos bloques que vienen con ajo seco en polvo y que les ayudarán a prevenir parásitos intestinales.

Agua limpia en cubos pequeños. Si el agua está sucia no beben y si no beben no producen tanta leche, no mean tanto y tienen más riesgo de padecer cálculos urinarios, por lo que hay que cambiarla a menudo y es mejor tener varios baldes por si se ensucia alguno. La diferencia de consumo de agua es enorme a lo largo del año, en verano van a beber muchísimo y en invierno parece que ni la tocan.

Comederos para el grano. Nosotros nos apañamos con cubos que llevamos, traemos y limpiamos como si fueran platos. Eso tiene la ventaja de que las puedes separar para comer, porque si comen todas juntas normalmente habrá bronca, alguna iniciará el programa “aspiradora” para robar a las otras o la comida volará por los aires, literalmente.

Nosotros ordeñamos, y ellas comen grano mientras nos dan leche.

El ordeñador es una estructura alta en la que tú cómodamente puedes ordeñar a la cabra y ella no puede escapar, pero también está cómoda. Atar es una mala idea porque se vuelven locas tirando de la cuerda. Es mejor fijarles el cuello con maderas para que no puedan hacer fuerza y distraerlas con comida todo lo que se pueda, sin sobrealimentarlas.

También tendrás que tener las herramientas y aprender a recortar sus cascos, no es tan difícil como engorroso, pero dependerá mucho de la genética de las cabras y del desgaste del terreno que pisen habitualmente. Si no les recortamos los cascos cuando toca pueden romperse e infectarse. El ordeñador puede ser un sitio en el que estén quietas mientras hacemos este trabajo o puedes acostumbrar a tus cabras si lo haces desde que son jóvenes.

Por último, un termómetro es una gran ayuda si tienes una cabra deprimida. La temperatura se toma por el recto y saber si una cabra tiene o no tiene fiebre es esencial para un diagnóstico temprano.

 

Alimentación

Las cabras son rumiantes, por lo que deben comer mucho verde, ya sea fresco (pasto) o seco (forrajes). Pero su alimentación varía, dependiendo del sexo, la edad, el estrés, la salud, el embarazo y el estado de ordeño.

El pastoreo rotacional es una buena manera de evitar parásitos intestinales, un problema muy típico en las cabras.

El forraje o planta verde de tallo largo es imprescindible para mantener su rumen funcionando. Se les aporta también un poco de grano diariamente, algunos restos de fruta y verdura de la cocina, pero muy de tanto en cuanto, sabiendo lo que se hace y a modo de chucherías, bloques de suplemento mineral y hay quien les ofrece bicarbonato sódico, que les ayuda a expulsar los gases de la digestión.

La alimentación de las cabras es un poco complicada y, sobretodo al principio, es muy importante la guía de un veterinario.

Por dar algunos casos particulares:

  • Cuando las cabras dan leche, necesitan granos preparados para cabras y alfalfa, ricos en proteína, calcio, vitaminas y minerales.
  • En los últimos meses de embarazo comen menos pasto fresco, ya que las crías quitan espacio al rumen y necesitan menos cantidad de alimentos y más nutritivos.
  • Los machos castrados no deben comer muchos cereales, a no ser que esté en peso bajo, porque pueden generar más fácilmente cálculos urinarios y estos se pueden prevenir suplementando con cloruro de amonio.
  • La alfalfa es demasiado rica para los machos cabríos y puede conducir a una deficiencia de zinc debido al alto contenido de calcio.

No comen si la comida está pisoteada, tiene tierra o suciedad, por lo que debemos mantener sus comederos y bebederos muy limpios. A menudo les damos restos de la huerta y de la poda, pero hay que saber que darles ya que algunas plantas son tóxicas o indigestas para ellas (hojas de tomate, la patata o la col, por ejemplo) aunque son muy listas y ellas mismas las evitan comer, puedes informarte más sobre ellas en esta entrada.

La alimentación de las cabras es un punto muy importante a estudiar, ya que al depender de los nutrientes que producen los microbios del rumen, son muy delicadas. Los cambios de alimentación deben ser graduales y de aproximadamente 2 semanas y el aporte de cereal debe estar muy medido. El grano se debe dar con moderación porque el empacho de grano produce timpanismo, cólicos y acidosis rumial: se les hincha tanto el estómago que pueden llegar a morir por asfixia.

 

Macho o hembra

Al contrario que las hembras, es fácil castrar a un macho recién nacido y no entran en celo cada 18 o 21 días en otoño. Los machos sin castrar huelen fuerte, se pelean, persiguen a todas las hembras, se escapan y disfrutan mucho remojando el morro en orina…

Si te apetece tener cabras solo por verlas pasear, una buena opción es el macho castrado.

Las hembras en celo pueden ser otra pesadilla, se cornean las unas a las otras, se alejan de la manada balando en busca de un macho y se pueden tirar 3 días seguidos gritando como si tuvieran todos los males del mundo. Y no son para nada baratas de castrar.

 

Razas

Hay muchas razas de cabra, pero para tener una mascota en casa no hace falta que sea de las más productivas.

Las cabras Enanas Nigerianas son interesantes mascotas ya que pueden pesar sobre unos 35-40 kilos, producen menos leche y carne que otras razas pero su leche tiene mucha más grasa, por lo que se aprovechará mejor al hacer el queso.

Si quieres leche de Enanas Nigerianas, busca un vendedor que no las críe solo por apariencia sino teniendo en cuenta también la producción.

Como razas enanas, también existe la adorable Pigmea Americana y la Silkie Australiana, de pelo lacio y abundante. Las razas enanas proceden de cruces con cabras africanas y son más manejables en el tamaño pero, a veces, un poco más locas que las cabras de razas grandes.

Las principales razas de producción en España son Majorera, Malagueña, Murciano Granadina y Florida.

Además existen las razas autóctonas o locales, que son muchas, están desapareciendo y varían de una zona a otra. Es interesante saber que razas hay por la zona en la que vives, ya que estas van a estar mejor adaptadas a tu entorno y van a estar más saludables si viven al aire libre.

Hay algunas razas de cabras de leche, como la Alpina, que son muy productivas y además pueden tener lo que se llama lactancia extendida, quiere decir que pueden dar leche durante algunos años. Estas razas son interesantes porque de este modo puedes conseguir leche sin tener que criar anualmente. Las más productivas proceden de cruces con razas suizas.

Otras razas de cabra son populares por ser animales de carga. Las razas Saanen y Sables son adecuadas para ello. Los machos, habitualmente castrados, pueden acarrear 2 veces su peso y las hembras solo deberían llevar una carga igual a su peso.

 

Cómo comprar una cabra

Cuando te lleves una cabra joven a casa, debería de tener como mínimo 8 semanas. Si la quitamos antes de tiempo de la madre puede que la cría, al no estar acostumbrada, rechace de plano el biberón y la falta de una alimentación adecuada a esa edad puede causar rápidamente problemas de inmunidad, debilidad y malnutrición.

Si te vas a llevar una cabra muy pequeña a casa asegúrate antes de que reconoce el biberón como una fuente de alimento.

Pregúntale al criador si se la puede alimentar y mira las reacciones del bebé, debería oler la leche y coger la punta de la tetina por si mismo sin necesidad de ayuda, por pequeño que sea. Si no sabe beber del biberón, no te lo lleves.

Las cabras que crecen sin su madre pueden tener algún problema de aprendizaje, por ejemplo al no reconocer la comida sólida cuando llega el momento.

Si quieres producir leche, recomendamos traer la cabra ya preñada, que llegue con tiempo suficiente para que se sienta cómoda en su nueva casa en el momento del parto. Si viene preñada ya no necesitarás un macho hasta el año siguiente. Observa su salud antes de comprarla y ten en cuenta que al final de la gestación necesitan más grano y menos verde, generalizando.

 

Problemas urbanos

El problema principal de tener una cabra en un espacio reducido es la obesidad y la acidosis producida por la sobrealimentación con grano. Las cabras pasean y comen al mismo tiempo. Hacen un montón de ejercicio en los pastos y no vale sacarla a pasear 30 minutos, ellas caminan entre 4 y 6 horas diarias.

Otro problema de la ciudad es la basura que gente tira al suelo.

Las cabras se comerán los cigarros, papeles, plásticos y quien sabe qué más. Obviamente eso no es sano, puede dar problemas de salud, por ejemplo, una madre embarazada que habitualmente coma colillas puede dar a luz bebés pequeños o muertos a causa de la nicotina del tabaco.

Por último, hay que pensar en la comida, que en el campo, fácilmente es gratis. Si tienes un jardín pequeño en 2 días va a estar pelado y vas a tener que pagar por el 100% de su alimentación.

 

Si quieres producir leche

Por orientarte, cada cabra te va a dar de un litro a dos litros y medio al día, dependiendo de muchos factores y con muchas excepciones.

Pero debes tener en cuenta que normalmente debes hacer criar a las cabras cada año, por lo que necesitarás juntar tus cabras con un macho solo durante unos pocos meses al año. El resto del tiempo no debe estar cerca de las cabras porque sus olores se traspasan a la leche y porque las cabras podrían criar 2 veces por año y eso arruinaría la temporada de leche.

Las cabras pueden parir de 1 a 4 cabritos. Normalmente paren 2 o 3.

Por lo que si quieres producir leche y/o hacer tus propios quesos debes entender que año a año hay que gestionar el crecimiento en número del rebaño.

Y deben ser ordeñadas una o dos veces al día sin excepción durante los 6 u 8 meses que dan leche. Con la leche puedes hacer quesos, yogurt, kéfir y jabones.

 

Legalidad

Este aspecto está regulado por cada comunidad autónoma, así que las leyes serán diferentes dependiendo de tu región.

Por lo general, en España deberás tener las instalaciones necesarias para albergarlas, pedir una autorización al ayuntamiento, conseguir un veterinario que se responsabilice de su salud, marcarlas y registrar el espacio en el que las tienes como granja de autoconsumo o núcleo zoológico, dependiendo de la cantidad de animales que desees.

Un poco complicado todo pero vale el esfuerzo. 

How do you rate this article?


1

0

ElCampichuelo
ElCampichuelo

El Campichuelo es un espacio en el que se practica un camino vivencial, experimentando a través de las sensaciones que nos revela el contacto con la naturaleza y la exploración de nosotros mismos.


El Campichuelo
El Campichuelo

El Campichuelo es un espacio en el que se practica un camino vivencial. Experimentamos a través de las sensaciones que nos revela el contacto con la naturaleza y la exploración de nosotros mismos. Puede que sea un camino diferente al que conoces, aún así te invitamos a ser partícipe.

Send a $0.01 microtip in crypto to the author, and earn yourself as you read!

20% to author / 80% to me.
We pay the tips from our rewards pool.