Filosofía: el conflicto

By SaidKalel | SaidKalel | 2 May 2021


Tú estás mal porque yo no te entiendo; el conflicto es permanente e inevitable pues las ideas son sistemas complejos, construidos a partir de ideas secundarias que a su vez están constituidas de ideas terciarias, etc. El desconocimiento o falta de contemplación de una sola idea terciaria o cuaternaria que en principio pudiera parecer no tener relación directa con la idea central puede resultar en la incomprensión absoluta de la misma. A veces olvidamos que la otra persona no posee la misma información, vivencias y experiencias que nosotros dando como resultado la incapacidad natural para comprender en su totalidad una idea determinada.

Las ideas que exponemos ante terceras personas no son más que un intento de traducir en palabras nuestra propia percepción de la realidad, pero esto se ve limitado por nuestra capacidad de expresión, por el lenguaje mismo y por la capacidad de comprensión de la otra persona y sobre todo por su capacidad de asimilar y asociar la idea con el conjunto de conocimientos, vivencias y experiencias correctas que sirvieron como origen en la mente de quien la gestó.

 

A pesar de esto, el conflicto puede resultar positivo bajo las circunstancias correctas, pues las ideas son universos y al chocar producen nuevas ideas, nuevos universos que sólo llegaron a ser posibles por la influencia externa a la que han sido expuestos.

 

La ignorancia siempre habla primero. Informarse lleva tiempo, actualizarse lleva tiempo; es por eso que la ignorancia siempre habla primero.

Puede alguien presentarnos una idea sobre la cual jamás habíamos indagado y ante la cual adoptados una postura contraria basándonos en la poca información con la que contamos en el momento y sin realizar un análisis exhaustivo, llevándonos a querer demeritar la postura de quien planteó la idea inicial sólo porque no coincide con nuestra propia visión del mundo y nos lleva a intentar demostrar que nuestra postura es correcta sin detenernos a pensar en la posibilidad de que el otro pudiera basar sus argumentos en años de investigación, formulación de hipótesis y creación de escenarios que le permitieran poner a prueba sus ideas y generar una conclusión determinada.

 

Es por eso que el conflicto es la incapacidad propia para desvincularse del ego, de aquel que nos dice que nosotros tenemos la razón sobre algo que jamás nos habíamos planteado hasta que alguien que actualmente lo tiene considerado nos hizo pensarlo; aquel que nos dice que el otro debe llegar a las mismas conclusiones que nosotros aunque sus conocimientos, experiencias y vivencias difieran de las nuestras.

Said Kalel

Si el contenido te gustó, puedes encontrar más en mi página de Facebook:

How do you rate this article?


0

0


SaidKalel
SaidKalel

Blog sobre filosofía, ideas y teorías extravagantes que te harán reconsiderar tu realidad.

Send a $0.01 microtip in crypto to the author, and earn yourself as you read!

20% to author / 80% to me.
We pay the tips from our rewards pool.